Este fue el tercer partido consecutivo en el que Messi marca de tiro libre. El jueves pasado abrió el marcador contra Las Palmas, mientras que cinco días antes lo había hecho contra el Girona.

El primero de los 600 tantos del astro argentino fue el 1 de mayo de 2005 ante su gente, tras una asistencia de Ronaldinho en un encuentro que terminó con la victoria azulgrana por 2-0 ante el Albacete.